Reino Unido y España

JAVIER LLINARES. No me extraño nada, a los pocos días, cuando el señor de una inmobiliaria, al saber que yo era español, me dijo: “buen sitio para vivir, mal sitio para trabajar”