sky-1054733_960_720

¿Por qué me interesa trabajar en la nube?

Posted on 3 diciembre, 2015

ANDRÉS RAMOS. Es difícil en estos tiempos no haber escuchado hablar de datos en la nube, cloud computing, etc. pero… ¿sabemos realmente cuántas nubes hay? ¿Y cuantos tipos de nubes existen?

A continuación vamos a explicar con ejemplos muy sencillos cómo podemos trabajar en la nube para alcanzar los objetivos de nuestra organización.

En función de la actividad que estemos llevando a cabo, utilizaremos la nube para tres fines diferentes:

  • Software como Servicio (SaaS – Software as a Service)
  • Infraestructura como Servicio (IaaS – Infraestructure as a Service)
  • Plataforma como Servicio (PaaS – Platform as a Service)

SaaS_blog2

Software como Servicio (SaaS – Software as a Service)

Este tipo de servicio se viene utilizando desde que Internet se hizo accesible en las empresas y hogares de todo el mundo, aunque ha sido desde hace unos años atrás cuando más se oye hablar de estos términos.

Hace poco más de una década, cuando un usuario necesitaba trabajar con una aplicación para llevar a cabo una tarea, debía comprarse un software (o adquirir una versión libre) e instalarlo en su ordenador. Era difícil encontrar una aplicación Web que cubriera las necesidades de aquel momento. Hacíamos uso de aplicaciones Web cuando queríamos enviar un correo, realizar una videoconferencia, hablar por chat con otro usuario, etc. El tipo de aplicaciones de ese momento estaban orientadas principalmente a la comunicación entre personas.

Con la evolución de los lenguajes de programación y las arquitecturas de los equipos, las tendencias en el desarrollo de software han dado un giro de 180º. Hoy en día, se construyen aplicaciones para que puedan funcionar en cualquier dispositivo y en cualquier lugar del planeta. Esto implica dejar de desarrollar aplicaciones pensando en que van a ser instaladas en un único ordenador, y en su lugar, diseñarlas para ser ejecutadas en un servidor Web y por lo tanto accesibles en todo el mundo. Hemos pasado de tener instalado un reproductor de música en el ordenador y transportar los archivos de un sitio a otro, a utilizar servicios como Spotify que realizan este trabajo por nosotros y además podemos utilizar en el móvil, tablet, ordenador portátil, etc.

Es posible que con esta introducción ya se pueda entender la definición de la frase “Software como servicio”, pero no por ello vamos a dejar de explicarla con un ejemplo real:

Supongamos que en las últimas vacaciones viajamos a París y tuvimos la oportunidad de hacer unas maravillosas fotografías que no queremos perder por ninguna razón. Con el fin de mantenerlas a salvo y además poderlas enseñar a familiares y amigos, decidimos subirlas a DropBox. Podríamos haber optado por almacenarlas en nuestro ordenador personal y realizar una copia de seguridad en una memoria USB, pero en ese caso, correríamos el riesgo de perder nuestras apreciadas imágenes. Sin ser tan dramáticos, podríamos estar en una reunión con amigos y pretenderles enseñar algunas fotografías en nuestro teléfono móvil; si no disponemos de la memoria USB en ese momento y además no tenemos algún modo de conectarla al terminal, esta tarea será imposible llevarla a cabo.

Para evitar estos riesgos e incomodidades, hemos recurrido a una aplicación web que nos ofrece el servicio equivalente a tener un disco duro físico donde poder almacenar cualquier información, pero con la ventaja de tenerlo disponible en cualquier dispositivo y allí donde tengamos acceso a Internet. Este tipo de aplicación sería un ejemplo de software como servicio.

iaas-hosting-services

Infraestructura como Servicio (IaaS – Infraestructure as a Service)

Este tipo de servicio es el más desconocido por la mayoría de personas, sin embargo, hacemos uso a diario de él cuando navegamos a través de Internet. Una vez se conoce es difícil pensar en una alternativa de trabajo mejor. Proporciona seguridad, escalabilidad y adaptación a las necesidades de cada momento. Sin entrar en tecnicismos, vayamos a un ejemplo concreto para conocer en qué consiste este tipo de servicio.

En la sede de nuestra empresa disponemos de un servidor de aplicaciones donde está instalado el software corporativo de la organización, así como los datos que en ésta se generan.

En la época estival se contratan más empleados para continuar ofreciendo un servicio de calidad a los clientes. Esto ocasiona que el número de accesos al servidor crezca durante dicha temporada, por lo que en determinados momentos no pueden satisfacerse con éxito las peticiones de todos los trabajadores.

Además de este problema, ocasionalmente se producen cortes en el suministro eléctrico por lo que el servidor se apaga y los usuarios quedan sin poder acceder a las aplicaciones.

En primer lugar se plantea la adquisición de un servidor de mayores prestaciones para cubrir los picos de verano y de un SAI (Sistema de alimentación ininterrumpida) de mayor capacidad para mantener el servidor operativo durante más tiempo. Esta solución no es apropiada ya que estaremos desaprovechando las prestaciones del servidor fuera de las épocas estivales y respecto al SAI, aunque su capacidad sea mayor, cuando se agote su carga nos encontraremos con el mismo problema.

Para erradicar por completo este tipo de problemas optamos por contratar un servidor de aplicaciones en la nube donde instalaremos el software que necesita la empresa para desarrollar su actividad. Trasladaremos a él todos nuestros datos para evitar una posible pérdida de éstos en caso de generarse un problema en el lugar donde está ubicado el servidor.

Los proveedores de este tipo de servicio cuentan con servidores replicados en diferentes regiones (provincias, países e incluso continentes) que permiten ofrecer un servicio continuo y sin cortes en todo momento. Si en algún momento dado los servidores de un país quedarán inaccesibles, automáticamente y de forma transparente, seremos redirigidos a los equipos ubicados en otra región diferente de forma que nuestra actividad no se verá afectada en ningún momento.

Esta característica del servicio puede considerarse obvia, pero donde realmente está la ventaja al utilizar la nube como infraestructura radica en la posibilidad de crecimiento y decrecimiento. Dicho de otro modo, cuando llegue la época estival, en lugar de utilizar un servidor con unas prestaciones A, pasaremos a trabajar con un equipo de especificaciones A+++. De esta manera, el aumento de trabajadores durante esta época no afectará al rendimiento del servidor. Pasada esta temporada, volveremos al servidor de características A, y con ello seguiremos cubriendo las necesidades de la empresa pero con el ahorro económico que supone un servidor con menores prestaciones. Estas crecidas y decrecidas se realizan de forma transparente para los usuarios.

En resumen, el uso de infraestructura como servicio nos evita pensar en problemas físicos relacionados con los equipos donde residen las aplicaciones de nuestra organización. Disponer de un servidor físico en nuestra compañía no nos permite adaptarnos a la situación de cada momento ya que siempre nos encontraremos por encima o por debajo de las necesidades.

Opener-Image

Plataforma como Servicio (PaaS – Platform as a Service)

Este tipo de servicio podría definirse como una mezcla de los dos anteriores. Aunque no entraremos mucho en profundidad porque está muy orientado hacia organizaciones dedicadas al desarrollo de software, sí que vamos a ejemplificar de manera breve en qué consiste este servicio.

Supongamos que somos una Startup que está desarrollando una aplicación móvil para lanzarla al mercado dentro de 6 meses. Nuestras aptitudes como programadores iOS y Android son fuertes, sin embargo, carecemos de conocimientos en arquitectura de servidores y bases de datos.

Como nuestro objetivo se centra en construir la aplicación móvil, recurrimos a un proveedor que nos ofrece una plataforma donde desarrollar la aplicación. Este proveedor nos proporcionará un servidor donde tener el core de nuestro software y una base de datos donde almacenaremos la información. Nosotros no necesitaremos preocuparnos por su instalación, seguridad o escalabilidad, solo deberemos ocuparnos del desarrollo de la aplicación móvil.

Este tipo de servicios nos permiten abstraernos de aquellos campos en que nuestras habilidades son débiles y centrarnos en la actividad principal que pretendemos llevar a cabo.

En Autoritas Consulting somos conscientes de los cambios que se generan entorno a Internet. Como muestra de ello hemos desarrollado la herramienta de escucha activa Cosmos, la cual permite extraer conocimiento a partir de toda la información generada en Internet (redes sociales, blogs, periódicos, foros, etc).

Este flujo de información entrante varía a nivel de segundo por lo que no podemos predecir el volumen de datos que nos va a llegar sobre un tema que se está hablando en los medios de comunicación. Por esta razón, necesitamos estar siempre preparados para captar cualquier dato que sea de interés. La única alternativa que nos permite estar a la altura es utilizar infraestructura en la nube. Las prestaciones de nuestra infraestructura crecen y decrecen al ritmo que lo hace el eco de los temas monitorizados. Además de ésto, utilizamos plataformas como servicio ya que no queremos centrarnos en aspectos técnicos, gestión y seguridad de ciertos componentes como son las bases de datos.

Después de este paseo por los distintos usos posibles de la nube, podemos concluir diciendo que trabajar en la nube permite adaptarnos a las necesidades de cada situación. La tecnología nos ayudará a crecer en todo momento en lugar de limitarnos por no estar a la altura de los requisitos. ¿Te animas a subirte a la nube?

What Others Are Saying

  1. Autoritas Consulting (@autoritas) 4 diciembre, 2015 at 10:15 am

    Hoy en Autoritas Coolhunting, Andrés Ramos nos habla de tres modos distintos de trabajar en la nube https://t.co/hLsRniTOqk

  2. Francisco M. Rangel (@kicorangel) 4 diciembre, 2015 at 2:17 pm

    RT @autoritas: Hoy en Autoritas Coolhunting, Andrés Ramos nos habla de tres modos distintos de trabajar en la nube https://t.co/hLsRniTOqk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *