people-314481_1280

¡Socorro, una crisis!

Posted on 15 octubre, 2015

JAIME MIGUEL. Seguramente, si le preguntáramos a cualquier responsable de comunicación de cualquier empresa cuál puede ser el temor más grande que podría tener en un futuro, muchos de ellos nos contestarían que una crisis en redes sociales.

Pero, ¿de verdad hay que preocuparse tanto?

Indiscutiblemente, una crisis mal gestionada puede ser una losa muy pesada para la reputación de cualquier empresa. Por lo tanto, la respuesta es un sí, hay que preocuparse. Y hay que preocuparse tanto que de hecho lo que deberíamos hacer es estar preparados ante la posibilidad de que cualquier día “explote” algo que no teníamos previsto, y que esa bomba se viralice de tal forma que escape a nuestro control.

Debemos ser capaces de darle la vuelta a la situación. Anteriormente hemos comentado que una crisis mal gestionada puede ser algo muy perjudicial, pero… ¿Y si la gestionamos bien? Pues si eso ocurre vamos a conseguir el efecto contrario, es decir, nuestra imagen de marca (nuestra reputación) va a salir reforzada de lo que en un principio se podía pensar que iba a ser un gran problema.

Lo ideal es que toda la organización sepa qué hacer en cada momento, que se practique la posible crisis, que se huya de la improvisación el “Día D”, y que, además, el día que se produzca la crisis, (espero que si eso ocurre pase dentro de mucho tiempo), se aprenda de lo ocurrido para poder evitar posibles situaciones similares o se pueda pulir la estrategia a la hora de afrontar una crisis.

Nuestra recomendación es que la empresa cree un plan de crisis, un documento que se debe seguir a rajatabla en la empresa y del cual no debemos movernos ni un ápice.

Un esquema de manual de crisis podría ser:lucas

Sobre 

Soy analista en Autoritas Consulting. Diplomado en Turismo y Postgrado en Marketing por la UVic. Me gusta la comunicación en internet y todo lo que la rodea.

  • linkedin
  • twitter