WhatsApp-gratis-2

Whatsapp y administraciones públicas: un paso más allá

Posted on 13 agosto, 2015

CARLOS GUADIÁN. Whatsapp se ha configurado como un elemento indispensable para la mayoría de usuarios. Como fuente de comunicación con amigos y familiares, compañeros de trabajo, activismo político e incluso para contactar o recibir información de Administraciones Públicas

Los avances que se van introduciendo poco a poco en la aplicación amplían sus funcionalidades. Realizar llamadas VoIPgruposlistas de distribución, audios en los mensajes… Todo orientado a facilitar que dicha herramienta sea cada vez más indispensable para poder estar conectados en el día a día. Incluso ya hay quién se ha trabajado una tipología de grupos a evitar.

Atención a la Ciudadanía

El primer paso en las Administraciones Públicas, sobre todo en las locales ha sido la atención al ciudadano. Seguramente uno de los mejores ejemplos de Ayuntamiento que le están sacando todo lo posible a dicha herramienta, es el de Mataró. El sistema Citymes (que ya se está implantando en otros municipios como Cubelles) desarrollado por Netlab de Tecnocampus permite hasta cuatro tipos de comunicaciones:

  • Conversación con un operador
  • Respuesta automática a palabra clave
  • Respuesta con código interno
  • Respuesta con código externo

Dentro de este ámbito incluso hay ayuntamientos/diputaciones que lo están incorporando como un medio para que el ciudadano pueda realizar trámites con la administraciónaumentar la seguridad ciudadana contando con la ayuda de asociaciones y empresas, para ayudar en el mantenimiento del municipio, asesorar en temas de violencia de género, incluso se enseña a hacer “la cobra”.

También han empezado a utilizarlo como estrategia de comunicación Alcaldes y concejales para tener un contacto de proximidad con su ciudadanía. En definitiva se percibe como un elemento de innovación en las Administraciones Públicas.

Más allá de la atención al ciudadano

Pero no sólo se utiliza whatsapp para atender a la ciudadanía. El uso de esta herramienta para coordinar grupos, generar cohesión e incluso dinamizar áreas específicas cada día está más en auge.

Lo cierto es que la importación de uso de dicha herramienta se ha realizado al margen de los “sistemas” municipales. Ya sea por parte de un grupo de trabajadores públicos que lo utilizan para comunicarse de manera informal, como por parte de los responsables políticos para ganar agilidad entre ellos. En definitiva se conforma como un sustituto de los medios de comunicación corporativa, básicamente el email.

Estos últimos seguramente lo traen al ámbito municipal desde el ámbito político. El activismo político lo ha adoptado como herramienta indispensable para movilizar, coordinar e informar. De ahí que siendo una herramienta que la mayoría ya utiliza tenga una aceptación grande entre concejales y cargos con responsabilidad política. Éste hecho provoca que su uso pueda ser en ocasiones puro proselitismo.

En definitiva las posibilidades que ofrece esta herramienta en el ámbito interno de las administraciones son varias; dinamización de grupos, coordinación de proyectos, redes informales, cohesión interna, etc.

Peligros; filtraciones y equivocaciones

Como en casi todos los sistemas el principal fallo de seguridad es el propio usuario. De ahí que abunden las noticias de vídeos privados que se han filtrado, mensajes enviados por error o incluso conspiraciones políticas. Poniendo a los autores en dificultades para mantener su reputación al salir a la luz algo que no debería de haber salido de su ámbito privado.

De ahí que a la hora de configurar grupos o listas de distribución en Whatsapp con un objetivo concreto, se debe ser consciente de a quién se incluye, pero mucho más de qué se escribe y qué se envía. Aunque se esté en un grupo privado, al enviar un whatsapp sabemos que ha salido y ha sido recibido y leído por otros usuarios, pero ya no controlamos si posteriormente se hace redifusión de lo enviado. La respuesta más habitual a esta situación es la denuncia en los tribunales.

Be the first to leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *